• Daniela Morán

7 señales de que vas bien con tus sueños


Primero que nada:

A veces necesitamos una reafirmación de que no estamos tan perdidos en lo que estamos haciendo, así que si necesitas un respiro de que vas bien aquí te dejamos estas 7 señales:

1. ¿Lunes? No te pesa ir a trabajar.

Quizás si abrimos nuestras redes sociales un lunes por la mañana veremos muchas quejas de conocidos sobre que ya es tiempo de regresar al trabajo y comenzar la semana, pero tú no sientes esa pesadez. Quizás trabajas en una empresa que realmente va con tus ideales o quizás sabes que hoy adelantarás ese proyecto que te entusiasma o incluso estás trabajando en tu propio negocio y no es pesado. De cualquier forma para ti los lunes no representan esa carga que para los demás, claro al menos que no te hayas desvelado y tu cuerpo grite que necesita más horas de dormir.

2. Te emociona hablar de lo que haces.

En ocasiones no puedes esperar para contar sobre tu día. En ocasiones no te pueden parar cuando hablas de aquellos proyectos que te emocionan. Quizás aún no estás donde quieres, pero seguro el viaje ya te ha dejado anécdotas que te encanta compartir.

3. Tienes altibajos.

Si, leíste bien, los altibajos también son señal de que vas bien con tus sueños. Si fuera fácil todos seguirían sus sueños, pero no es así. Hay días donde te preguntarás si realmente estás haciendo lo correcto y la respuesta es sí. Cuando realmente quieres algo, no importa que tan difícil se ponga el camino o las veces que quieras tirar la toalla; serás como Rocky Balboa y siempre volverás.

4. Te rodeaste de personas que también persiguen sus sueños.

Los soñadores atraen otros soñadores. Es probable que en tu camino te encuentres a otras personas que también persiguen aquello que aman. Aprovecha su compañía y sus anécdotas, te servirán para cargar energías y quizás hasta encontrar nuevos aliados para el camino.

5. Te sientes feliz.

La felicidad siempre parece complicada. Un día nos sentimos en la cima de la montaña y otro día andamos arrastrando la cobija por las calles de la desolación. Pero algo es extraño, mientras persigues tus sueños los días tienen cierta sensación de ligereza. No pesan mucho. Pasan con varias sonrisas en el camino porque cuando uno va tras sus sueños de pronto cosas maravillosas pasan en cada día.

6. Inspiras a otras personas.

Te has topado en ocasiones donde las personas realmente te felicitan por lo que haces y no sólo eso quizás si tienes suerte hasta te han dicho en ocasiones que admiran lo que haces. Te has convertido en una persona que lucha por lo que quiere y esto resulta a inspirar a otros en el camino. Porque sabes que los pasos pequeños también son pilares en el camino.

7. Simplemente lo sabes.

Es un sentimiento en el estómago. No lo puedes explicar. Estás contento con los días difíciles y los días buenos al seguir tus sueños. Aunque no todo siempre sea perfecto no cambiarías nada. Sabes que todo toma tiempo y que pronto llegarás a donde quieres.

Por último, no necesitas señales para saber que vas bien... si accediste a este post es porque vas siguiendo tus sueños o al menos estás considerando hacerlo. Estamos orgullosos de ti, sigue inspirando y que nadie te detenga.

#Emprendedor #sueños #creatividad #zonadeconfort #emprender #optimismo

15 views