• Ruth Almendárez

El secreto para todo buen negocio: la atención al cliente


Cuando emprendemos un negocio analizamos cada área y procedimiento para que todo se lleve a cabo de la mejor manera posible y nos podamos posicionar en los primeros lugares del mercado pero ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo lograr que nuestro producto/servicio sea de gusto y reconocido por nuestro mercado objetivo?

Pues bien aunque no es una tarea sencilla, gran parte de nuestro éxito está en la atención al cliente. Esta no es más que proporcionarle un buen servicio o producto para que logremos cumplir con sus expectativas. La manera en que interactúamos con ellos es muy importante para lograr una mejor experiencia del cliente ya que esto pude definir que obtengamos un cliente leal a nuestra marca o por el contrario que no quiera saber de nosotros por el resto de su vida. Pero para que eso no suceda tenemos unos 5 sencillos tips para mejorar tu atención al cliente.

1-. La cordialidad, siempre: el trato no debe ser distante o indiferente; es importante que quien esté en contacto con el cliente sea cortés y agradable. A todos nos gusta llegar a un lugar donde nos sentimos conocidos. Nos gusta que siempre nos den la bienvenida y que sepan de nosotros.

2-. A nadie le gusta esperar: La atención debe ser eficiente. Esto no implica hacer todo de forma inmediata, pero sí valorar el tiempo del cliente. La persona a cargo de la atención al cliente debe dejar lo que está haciendo para interesarse en el cliente; si está atendiendo a otra persona, debe darle a entender que en cuanto pueda estará disponible, y repetírselo si la situación se demora. La empatía siempre será clave, trata como te gustaría que te traten.

3-. Información confiable: Es fundamental conocer ampliamente el producto que se está ofreciendo. Si al asesorar al cliente, este percibe que entiendes de lo que estás hablando, estará más tranquilo y te escuchará con mayor atención. Además debes de poder responder cualquier duda que pueda surgirle. Es vital que conozcas tus servicios o productos para poder entender sus necesidades y ofrecerle la mejor opción.

4-. La discusión no es una opción: Siempre hay que actuar de forma profesional. Ante una opinión o reclamo por parte de un cliente, no es acertado discutir o debatir, sino mantener una postura amable y abierta al diálogo. Es fundamental respetar la opinión del cliente, aunque el empleado o la empresa misma no la compartan. Si hay algo que no salió mal, siempre puedes encontrar una solución para que el cliente no se marche con mal sabor de boca.

5-. Quejas y sugerencias: Siempre son una oportunidad de mejora, cuando un cliente realiza algún tipo de reclamo está dando una nueva y última oportunidad, la de reaccionar frente a un error y es que somos simples mortales y en cualquier momento podemos tener un pequeño desacierto pero, lo más importante aquí es poder admitir la equivocación e intentar resolver el problema.

Así que aquí los tienes ya conoces como hacer de tu servicio el mejor servicio. Nunca olvides que la clave para un buen y próspero negocio siempre será un buen servicio al cliente.

#zonadeconfort #negocios #trabajo #consejos #clientes #atenciónalcliente #servicioalcliente

10 views